Paulina Acosta Del Río – Psicóloga EMDR

Terapia EMDR

¿Qué es la terapia EMDR?

Se trata de un proceso en el que la terapeuta trabaja con el consultante para identificar un problema específico que será el foco del tratamiento. El/la consultante describe el problema o el incidente traumático, a partir del cual es ayudado por la terapeuta para que seleccione los aspectos más importantes y que más le angustian de dicho incidente o problema. La terapeuta invita al consultante a realizar movimientos oculares (o cualquier otra estimulación bilateral) mientras le vienen a la mente otras partes del recuerdo traumático u otros recuerdos asociados. La terapeuta interrumpe los movimientos oculares cada tanto con el fin de asegurarse de que el/la consultante esté procesando adecuadamente.

La terapia EMDR, cuyas siglas en español significan Desensibilización y Reprocesamiento por los Movimientos Oculares (Eye Movement Desensibilization and Reprocessing) está indicada para toda persona que sufre de perturbaciones emocionales, generalmente ligadas a traumatismos psicológicos, tales como la violencia física y psicológica, el abuso sexual, el maltrato infantil, los accidentes graves, las muertes, las enfermedades graves, los incendios, las catástrofes naturales, las situaciones de guerra y los atentados.

También está recomendado en el tratamiento de las dificultades emocionales causadas por experiencias difíciles de vida, tales como fobias, ataques de pánico, separaciones, duelos, abortos involuntarios, y dificultades profesionales.

La terapia EMDR es un abordaje terapéutico desarrollado por Francine Shapiro desde los años 80. Consiste en la realización de entrevistas preliminares que permiten a la persona establecer una relación de confianza con la terapeuta y de identificar con su ayuda, el o los recuerdos traumáticos que se encuentren al origen de sus dificultades. 

Dichos recuerdos son reprocesados, uno por uno, a lo largo de varias sesiones, requiriendo a veces varias sesiones para reprocesar un solo recuerdo.

El proceso de tratamiento es consciente y corresponde a aquello que hace el cerebro naturalmente cuando no se bloquea. Las series de estimulaciones bilaterales (que pueden ser visual, auditiva o kinestésica, es decir que el terapeuta da golpecitos en las manos o en los hombros del consultante de un lado al otro) permiten desbloquear y desensibilizar aquellos recuerdos de manera que ya no sean fuente de perturbación, si no que sean asociados a sentimientos de calma, así como a pensamiento positivos y constructivos.

Esto significa una reducción de los síntomas, un cambio en las creencias y la posibilidad de funcionar mejor en la vida cotidiana.

Una sesión de EMDR dura 60 minutos. El tratamiento puede ser desde tres sesiones para un trauma simple hasta más de un año para problemas complejos.

Déjame ayudarte con tus dificultades a través de sesiones EMDR